The basement of the museum of The Arts and Science of Valencia was transformed by interior design company Janfri & Bandres into a delicate ambiance which housed the Valencia 500 Open Tennis Village. Light fills the lampshade producing multiple reflections and transparencies. In an attempt to create a figure that mirrors the complexity of Nature itself Spanish designer Miguel Herranz keeps on working on the organic aspect of
objects.

El sótano del Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia fue transformado por la empresa de diseño de interiores Janfri & Bandrés en un exquisito espacio para albergar el Village del Open de Tenis Valencia 500. Para la ocasión se vistió el interior con uno de nuestros modelos: Anfora. La luz baña la pantalla creando reflejos y planos de transparencias. Su diseñador, el español Miguel Herranz, ha seguido con su tendencia hacia lo orgánico, creando una figura que refleja la complejidad de la naturaleza viva.